Síguenos
Facebooktwittergoogle_plusyoutubeFacebooktwittergoogle_plusyoutube
En nuestra tienda
Productos destacados

Fotografía al aire libre | 40 Consejos para que tus fotos triunfen – Parte 3/4 – El hecho fotográfico: Actitud, la luz y el color

Categoría
El Guerrero del Antiflash
Fotografía · Tutoriales · Conceptos · Técnicas · Recomendaciones y consejos …

Fotografía al aire libre | 40 Consejos para que tus fotos triunfen – Parte 3/4 – El hecho fotográfico: la actitud, la luz y el color.

Por Antonello Dellanotte

Bienvenid@ a otro artículo de la sección El Guerrero del Antiflash, dentro de El Parque que te habla, el Blog de RetiroExperience. En esta sección hablaremos de conceptos, técnicas, tutoriales y recomendaciones para ayudarte a hacer mejores fotos al aire libre.

Este es el tercero de cuatro artículos en los que resumo algunas de las claves para conseguir buenos resultados fotográficos en sesiones al aire libre. Si en las dos primeras entregas hablábamos de la preparación tanto física como mental, es decir de las importantes fases previas al hecho fotográfico en sí, ahora vamos ya a hablar cámara en mano.

Toda esta información, la puedes obtener con nuestra Guía Interactiva Photo Tour and Masterclass, una obra pionera en su género que recoge no sólo un amplio y detallado recorrido por el Parque del Retiro, sino una serie de consejos sobre organización de las sesiones, actitud, preparación mental, composición, luz y color y momento. Esta parte de la Guía, que reúne unos 40 consejos, es la que vamos a desgranar en esta serie de cuatro artículos. La Guía es el complemento perfecto para nuestros exitosos Tours & Masterclass, una forma excepcional y novedosa de descubrir El Retiro aprendiendo fotografía.

Parte I. Cómo preparar bien una sesión.
Parte II. Fase previa al hecho fotográfico: Preparación mental.
Parte III. El hecho fotográfico: Actitud, la luz y el color.
Parte IV. El hecho fotográfico: Composición y momento.

ANUNCIO-GUIA-ARTICULO

La actitud.

Aparca tu ego, sé honest@.

Procura interferir lo menos posible, que lo que fotografíes sea lo que está pasando, y no pienses en lucirte cuando hagas una foto, no busques la aprobación de nadie ni pidas permiso.

Sé feliz. Vive el momento presente. No pienses.

Aparca el ruido mental. Usa tu mente únicamente como herramienta creativa y tus sentidos para percibir lo que ocurre. Sigue tu instinto. Hacer fotos te puede hacer muy feliz y te puede enseñar mucho sobre ti mism@.

No importa hacer muchos disparos…

… pero hay que tener claro el tipo de resultado que queremos obtener. Busca siempre un discurso. Define claramente tu posicionamiento creativo. Disparar mucho para ver si te toca la lotería en una de las fotos es muy poco recomendable.

Da prioridad a la escena y al momento sobre todas la cosas.

Utiliza la cámara en modo semiautomático (S) (A) o automático (P) para dar prioridad a la contemplación y la observación. Olvídate de la cámara. Que ésta sea una extensión de ti. Tener una buena cámara no garantiza ningún resultado.

Da prioridad a tu libertad.

La libertad de movimiento es esencial para conseguir un buen encuadre. Cuanto menos equipo lleves, mejor. Aunque tengas una gran gama de lentes y una mochila profesional que te permita llevarlo todo contigo, al hacerlo sólo conseguirás cargarte la espalda, perder movilidad y libertad creativa, estar pendiente de que no te roben y en definitiva, prestar atención a todo menos a los que realmente importa. Si no llevas tu flamante teleobjetivo 200 2.8 no pasa nada. Si quieres fotografiar algo de cerca, acércate tú. Llévalo en cambio si planeas hacer una sesión que lo requiera. Cambiar de lentes en el exterior es engorroso y poco recomendable, porque hay una alta probabilidad de que ensucies el sensor.

No temas mancharte la ropa.

A menudo una buena toma requiere arrodillarse o tumbarse. No sacrifiques un buen encuadre por no mancharte. Lleva ropa cómoda que sepas que puedes manchar sin preocuparte por ello.

Para encuadrar, utiliza el visor en vez de la pantalla grande.

El visor aísla el cerebro de toda información periférica irrelevante. Lo que ves en el visor es lo que fotografiarás.


Prepara bien tu equipo.

Antes de salir, asegúrate de tener limpias las lentes y el sensor, de que llevas las tarjetas de memoria (comprueba que hay espacio y que la información que contienen se puede borrar) y de tener las baterías cargadas.


Para una foto planificada, prepara la cámara con tiempo.

Ten claro lo que quieres y si es una foto que requiere ajustes específicos, haz pruebas con antelación. Las fotos con larga exposición o que requieren un setup concreto requieren mucha atención en su preparación. Hay que tener claro el ISO, la velocidad, la apertura, etc. No dejes que la falta de preparación permita que se te escape el momento justo.


Ve siempre a pie.

O si usas un vehículo para recorrer distancias más largas, apárcalo cuando llegues y olvídate de él.

Enseña sólo tus mejores fotos.

No aburras a la audiencia con varias tomas de la misma escena sólo porque tú no sabes cuál te gusta más. Elige. Aprende a sacrificar lo mediocre.

La luz y el color.


La luz es la voz del fotógrafo.

Todo lo que tienes es luz y ausencia de luz. Siempre hay que adaptarse a cada circunstancia y explotarla al máximo. Desarrolla la capacidad de decir y de callar. Crea discursos que sorprendan visualmente..


Considera la fotografía como la pintura.

Realmente tienen mucho que ver.

La luz natural cambia constantemente.

Aprende a leer el lenguaje del sol y sus cambios permanentes. identifica los mejores momentos del día. Entrénate en diferentes escenarios y climatologías.


No existe mala luz, sino mal@s fotógraf@s.

Adáptate a la luz, es tú único activo. Todas las condiciones de luz tienen un potencial fotográfico. Si no tienes más remedio que disparar de cara al sol aprovecha para hacer un hermoso contraluz. Si el día no es claro, porque hay bruma, o calima, busca la belleza en ellas. Está ahí…

Evita las fotos sobreexpuestas y no temas al negro.

Incluso, ajusta la cámara para que compense -0,5 en la exposición. Si en una escena hay un alto rango de luz, mide en las zonas más luminosas para que las luces altas no se salgan del rango.

Aunque el blanco y negro es bueno…

Utiliza sin miedo el BN. Excepto cuando el color es una parte fundamental del discurso, como por ejemplo, un campo de flores o un paisaje otoñal, en la mayoría de las ocasiones el BN funciona, y en muchas, incluso, mejora el resultado. La fotografía de humanos en BN es mucho más dramática. Pero una foto no es necesariamente mejor porque esté en BN. Aunque la ausencia de color sea muy efectiva en fotografía, porque elimina información superflua y añade atemporalidad, ello no implica que cualquier foto pasada a BN sea una buena foto. Primero tiene que haber fondo, concepto. Primero debe haber una buena foto y después valorar si el color aporta o resta.

Huye del HDR.

Si tu cámara tiene esa opción, es mejor desactivarla, pues el resultado es muy antinatural. Lo que está a la sombra está a la sombra. Punto.


El silencio visual es mágico.

La oscuridad es silencio, ausencia de estímulos; usa la oscuridad como aliada y aprende a interrumpirla con sentido creativo.

Siguiente entrega:

Parte IV. El hecho fotográfico: Composición y momento.

Espero que estos consejos te sean útiles.

Nos vemos en El Retiro.

Más información sobre nuestros Tours & Masterclasses. 

Antonello Dellanotte
antonello@retiroexperience.com

Born in Madrid, 1968. Photographer, writer, designer, musician. Degree in Law 1991 Over 20 years working in Advertising, Branding and Corporate Communications. Currenty CEO at www.retiroexperience.com

2 Comments

error: Contenido protegido por derechos de autor